domingo, 21 de febrero de 2016

Semana regenerativa

Creo que no hay cosa peor en este deporte que la semana después de una competición importante. El post campeonato es dramático, no sabes verdaderamente donde estás… 
Con el paso de los años y la experiencia, te la tomas de una forma diferente. Es un entrena como sea y aguanta, no te agobies por los ritmos ni las sensaciones. Poco a poco te irás reencontrando con tu cuerpo en el agua. 
Y así ha sido, de lunes a viernes hemos ido entrenando con más pena que gloria pero el sábado volví a tener buenas sensaciones y salió un entreno bastante aceptable.
Aprovecho esta semana siempre para reflexionar, analizando si me merezco el resultado obtenido. Que cosas quiero cambiar para poder seguir mejorando. El tridente siempre quiere más, quiere la excelencia.
Uno de los grandes errores que he cometido esta temporada respecto a la anterior es no tener un objetivo claro. De septiembre a diciembre tenía claro por lo que entrenaba y lo que quería, a la que empezaron las dudas ya no entrenaba con una convicción fija.
Y el segundo gran error ha sido técnico. Llevo todo el año probando cosas para adaptar mi estilo a las aguas abiertas y creo que he empeorado algunos gestos técnicos.
Nada mejor que acabar la semana en forma de tridente, cenando el sábado por la noche y pudiendo hablar un poco de todo. ¡Tridente o nada!

Rafa Cabanillas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada