viernes, 27 de mayo de 2016

European Master Championships Londres 2016

Jueves 26 de Mayo.
Aquatic centre de Londres. Da inicio la segunda jornada del campeonato europeo master, y para una parte del Tridente (Oliver y yo) nuestra primera jornada.
Una competición en la que se estiman cerca de 20.000 deportistas (10.000 según la organización), y que los accesos son de lo más restrictivos. Colas para entrar a las gradas, colas para el calentamiento de tu prueba, cola para ponerte el bañador... Un show. Algo que no está agradando nada a nadie, porque genera mucho estrés.
Un campeonato internacional, sea de la categoría que sea, siempre es especial. Multitud de deportistas, con diferentes culturas e idiomas se entremezclan, con propósitos parecidos: disfrutar, compartir...y en muchos casos, ganar.
Existe algo curioso que envuelve al DEPORTISTA. Lo pongo en mayúsculas, porque el DEPORTISTA es aquél que envuelve su vida en un estilo peculiar. La finalidad es siempre la misma: mejorar. Y aquí en Londres te encuentras con DEPORTISTAS de edades de 25 a 90 años con un espíritu de superación que abruma.
Curiosidades como ayer en un relevo de +300 años, en los que la piscina se puso en pie al finalizar la última nadadora. Senzillamente... ESPECTACULAR!
Con respecto a nosotros, empezábamos la jornada con sendos 50 braza.
Oliver tenía opciones de medalla, y así lo refrendó. 30.59 que le dieron una plata más que merecida, con cercanía al oro.
Por mi parte, también tenía opciones, pero un 30.61 me posicionó en un 7º lugar, que aunque no satisfecho valoré notablemente al finalizar el día.
No obstante, todavía teníamos la oportunidad de volver a competir al finalizar la jornada, en un relevo categoría 120-159 años. Las opciones distaban de optar a medalla. Nuestro relevo sumaba 150 años. De los "mayores" en nuestra categoría.
Todos sabemos lo especial que resulta un relevo. Y en un internacional, la tensión se percibía en la cámara de salidas. Muchas miradas intentando descifrar quién era quién y tratando de echar cuentas.
Decidimos tirarme a mi el primero, tratando de librarme del oleaje, para luego lanzar a la caza y captura de los rivales.
Paré el crono en 25.9, con el relevo retrasado con respecto a nuestros rivales puesto que habían lanzado sus mejores bazas. Toqué en 9a posición.
 A partir de aquí sólo quedaba una opción: volar. Y así hizo Oliver. Ni corto ni perezoso puso el modo conducción racing para hacer una espectacular posta de 23.1. Íbamos por la calle 1, y por lo pronto nadie nos tenía en cuenta. Estábamos en 5a posición.
A continuación Sergio adoptó una posición de crolista reconvertido (es un brazista con mucha calidad) para volar a una 4a posición en un tiempo de 25.1.
Quedaba el 4o relevista. La bala Salcedo. Especialista donde los haya en crol. Una exquisited verlo nadar. Su gran tamaño, unido a su técnica y potencia hicieron que la última posta se convirtiera en un espectáculo. Sus genuinos 23.1 nos dieron la medalla de bronce y un record de España. Paramos el crono en 1.37.3.
Sonrisas, abrazos, alegría, felicidad... Un sinfín de sensaciones de emoción, por el logro conseguido por 4 amigos. En un deporte tan individual como es la natación, el éxito colectivo es muy especial y muy agradecido.
En un momento tan dulce como este, es momento de recordar a gente especial. Gente que se lleva en la cabeza y en el corazón por los difíciles momentos vividos.
En concreto dos chicas, amantes de la natación, del agua. Y los tres sabemos que nos reencontraremos en las piscinas. Porque es nuestro medio y es nuestra liberación.
Mucho ánimo Carolina Beneyto. Molts ànims Marta Noguès. Este bronce es vuestro. Va por vosotras.
Porque la vida son estos momentos vividos con buena gente.
#tridenteonada
#nolimits
#ganandoporgoleada

Fidel Gonfaus Brunet

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada